Leyendo por allí me tope con este articulo , el cual lo encontré genial, definitiva mente me siento 110% representado por las palabras del editor, se puede ver un texto algo largo pero una ves que comienzas a leerlo es muy corto 😀 , espero que lo disfruten:

Desde siempre me ha gustado la informática. Empecé adentrándome en este mundillo por los videojuegos. Me lo pasaba en grande echando unas partidas con mis amigos al Half-Life cuando hacía mal tiempo (en Burgos es lo habitual), luego me interesó el diseño gráfico, la programación, las redes de datos o la seguridad informática. Me instalé Debian en mi ordenador sin saber prácticamente nada y estuve un mes entero intentando que funcionara. Cuando lo conseguí empecé a buscar información, descubrí qué era GNU/Linux, empecé a probar otras distribuciones, a instalar paquetes, descubrí Gimp, Blender, Amarok, Emacs, Python, Bash, Compiz, MPlayer, Ruby, BackTrack, OpenShot, WordPress o Ffmpeg. En definitiva, descubrí el FLOSS.

En este artículo voy a intentar explicar por qué defiendo a capa y espada el FLOSS. Por qué recomiendo a todo el mundo que se pase a GNU/Linux. Por qué hace cerca de un año me puse en contacto con Klomiz para formar parte de PillateUnLinux.

El Software Libre es superior al privativo en muchos aspectos. Por norma general (siempre hay excepciones) el FLOSS es superior técnicamente . El desarrollo abierto de un programa informático posibilita la colaboración de mucha gente a lo largo y ancho del mundo. Los programas derivados de un desarrollo abierto son normalmente más robustos, flexibles y seguros. El ritmo de actualizaciones es mayor que en su alternativa privativa por lo que a priori su ciclo de renovación es más corto.

El soporte técnico es inmensamente superior. La comunidad posibilita que un usuario pueda resolver un problema por si mismo. Además, normalmente existen empresas dedicadas a ofrecer servicio técnico que pueden ser muy útiles en entornos empresariales. Por el contrario, el servicio técnico de algunos productos privativos deja mucho que desear. No tienes la posibilidad de arreglar un problema por ti mismo, tienes que acudir a la empresa que ha desarrollado el programa y confiar en ellos.

La personalización del Software Libre es simplemente brutal. Puedes contratar a un par de programadores para que adecuen un programa libre a tus exigencias. No tienes que diseñar un programa desde cero, puedes tomar el código de otros desarrollos y crear un programa a partir de éstos. En el software privativo esto es impensable. El deplorable sistema de patentes así lo demuestra.

Por norma general el software libre es más barato, aunque vuelvo a repetir que libre no es gratis. El ahorro por pago de licencias es considerable si se usa Software Libre. En una época en la que oímos todos los días “crisis económica” en los medios de comunicación, las administraciones públicas se gastan varios millones al año en el pago de licencias privativas.

El Software Libre te hace libre. Sabes lo que estás haciendo y lo que está haciendo el sistema informático. No hay nada que no puedas averiguar y no estás obligado a aceptar condiciones restrictivas para usar el sistema.

Sin embargo, las anteriores ventajas del FLOSS son condicionantes importantes pero no determinantes para mí. La razón por la que defiendo el Software Libre a capa y espada, lo que ha cambiado mi vida es el acceso libre a la información. Nunca he aprendido tantas cosas como en éste último
año. No solo de informática, ya que he leído a Carl Sagan, me he quedado boquiabierto con los documentales de Brian Cox, he descubierto la cautivadora historia de Nikola Tesla, he mejorado mi inglés una barbaridad, he escuchado música buenísima en Jamendo y me he hastiado sobremanera al ver las filtraciones de WikiLeaks o el comportamiento del Gobierno Español.

Cuando ponderéis si comprar software privativo o usar software libre, no os fijéis solo en las características técnicas o el precio. Ponderad si os va a permitir aprender cosas de él, si os permite usarlo de otra forma o si al comprarlo vais a perjudicar a otra persona.

Yo lo tengo muy claro, uso software libre porque me permite estar en continua evolución y porque soy más libre. Ahora te toca a ti:

¿Por qué usas Software Libre

Categories: Artículos